Ventosas

Ventosas

Los tratamientos con ventosas son ideales para estimular la circulación de la energía de nuestro cuerpo. Es un tratamiento que proviene de la medicina china y los mecanismos de acción de las ventosas inciden principalmente sobre la dermis, liberando la fascia y, con ello, las adherencias de la misma.

Asimismo, facilita el drenaje linfático (aliviando las inflamaciones). También destacar su efecto sedante sobre el sistema nervioso y el suministro de sangre que aporta, activando la circulación.

La respuesta orgánica dependerá de la fuerza de succión, el tiempo de permanencia y las zonas corporales donde se instalen. Puede realizarse la terapia con ventosas móviles o en estático y, en cualquier caso, simula la acción de un masaje en el tejido profundo.

En Xana-Té se emplea como complemento en las sesiones de masajes terapéuticos (sin coste adicional).